domingo, 13 de septiembre de 2020

Me gusta cuidarte

 

Con mucha ilusión os presentamos el lema de la Fundación Educación y Evangelio, de la que nuestro Colegio forma parte, para este curso 2020-21. Nos identificamos completamente con este lema, porque hemos aprendido de María que ser Providencia es cuidar y dejarse cuidar por el amor misericordioso e incondicional de Dios.

Este curso, debido a la pandemia, nos va a servir para ponernos manos a la obra y realizar, día a día, la hermosa tarea de cuidarnos los unos a los otros, porque nos sentimos miembros de una gran familia y no estamos dispuestos a que nos pase nada a nadie. La mejor manera de SER PARA LOS DEMÁS es ejerciendo el cuidado (de los alumnos, de las familias, de los profesores) hasta en los más mínimo detalle.

¡Qué hermoso reto para llevar a la práctica en nuestro colegio! 

Qué bueno sería que una vez descubierto que tanto tú como yo somos vulnerables,

aprendiéramos a estar más pendientes los unos de los otros.


Qué bueno sería que lo que estamos viviendo en estos tiempos difíciles

nos sirviera por fin para aprender

que lo importante es estar bien con todos y a buscar el bien del otro,

porque siempre es la mejor manera de construir nuestra felicidad.


Qué bueno sería que aprovechásemos la gran oportunidad que se nos ofrece

para sacar del corazón lo más valioso que portamos dentro:

esas ganas irrefrenables de favorecer la vida, toda la vida,

amando con ilusión y compromiso, para convivir cuidándonos los unos de los otros.


Qué bueno sería que saliéramos de nuestros egocentrismos microscópicos

para saber mirar alrededor con altura de miras

y entender esas razones del corazón que nos llevan a vivir simplemente

más atentos a las necesidades y problemas de los que hacemos el camino juntos.


Qué bueno sería que cada día en nuestro colegio

viviéramos ese bello arte de dar y cuidar:

ser para los demás con un corazón valiente,

porque eso es ser PROVIDENCIA y este es nuestro empeño.

¿Te apuntas también tú? ¡Vamos!

viernes, 19 de junio de 2020

FELIZ DÍA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS



“JESÚS, HAZ QUE MI CORAZÓN 
SE PAREZCA AL TUYO”

Pongamos todas nuestras alegrías y
preocupaciones en su CORAZÓN.
ÉL siempre nos CUIDA.




martes, 16 de junio de 2020

TODO VA A SALIR BIEN :-)



Al comienzo de esta situación tan inesperada que todos hemos tenido que atravesar, se extendió el lema “todo va a salir bien”. Gracias a esta afortunada expresión de Santa Juliana de Norwich nos dábamos ánimos unos a otros, e incluso a nosotros mismos, porque cuando la situación es problemática, si mantenemos la esperanza, anímicamente la podemos afrontar mucho más favorablemente.


La famosa frase de Santa Juliana literalmente dice:  All shall be well, and all shall be well, and all manner of thing shall be well ("Todo irá bien, y todo irá bien, y toda clase de cosas irán bien") y con ella manifiesta una gran confianza en que de todo se sale, si sabes mantenerte y vas haciendo lo que en cada momento se puede.

Esta actitud de confianza está fundada en que Dios nunca nos deja solos, no se despreocupa de nuestros problemas, sino que bien al contrario, está ahí para alentarnos y proveer de lo que en cada momento sea necesario. Es un Dios que nos hizo libres y capaces de superar cualquier situación, colaborando estrechamente entre nosotros, y por supuesto, también con Él. No nos soluciona los problemas, sino que nos acompaña y anima a enfrentarnos a cualquier dificultad. A ese Dios que actúa discretamente, siempre en segundo plano, como facilitador de nuestros procesos, los conocemos como PROVIDENCIA.

Entonces, podremos llegar a descubrir que nuestra relación con Dios es una relación de amor que se basa, como toda relación de verdadero amor, en la confianza mutua y en la libertad. El Padre que Jesús nos presenta, es un Dios que confía tanto en nosotros que nos da siempre una nueva oportunidad, que es misericordioso, que no condena, sino que absuelve y libera, porque confía plenamente en las posibilidades de cada uno de sus hijos. Y eso que una y otra vez le hemos dado evidencias de nuestros fallos, sin embargo, Dios vuelve a confiar. ¡En qué medida nos conoce! ¡En qué medida nos ama!

Pero además, si nosotros hemos experimentado la realidad íntima del cariño y cuidado de Dios por el ser humano, también aprenderemos a confiar en su PROVIDENCIA y atravesar así las situaciones que vengan, porque Él hace con nosotros el camino, siempre se encuentra cerca, acompañándonos, y que, por tanto, TODO VA A SALIR BIEN pase lo que pase.

¿Estás dispuesto a hacer crecer esa confianza a toda costa? ¿Te fías? El salmista expresó esa actitud cuando expresa:

El Señor es mi pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.
Me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan.

Si es así, vivirás sostenido en tu realidad por el amor de Dios y, consecuentemente, lograr mantener una actitud positiva cada día. Pero, además, en la medida que hayas incorporado esa confianza incondicionada de Dios por las personas, podrás empezar igualmente tú a confiar en el otro, y acompañar a quien camina junto a ti, a llevar esperanza a aquel que se encuentre necesitado de ella, a volver a dar otra oportunidad al que falle (o si fallas tú mismo) y ser capaz de iniciar de nuevo el camino con aquellos que realmente son un don, una oportunidad, una enorme riqueza.

Sí, todo va a salir bien, pero no solo depende de Dios (sería muy cómodo), ni de ti mismo siquiera (sería muy egocéntrico), sino de lo que descubramos todos y estemos dispuestos a aprender y a empezar a realizar a partir de ahora en nuestras vidas. Es el momento de redescubrir lo hermoso que es SER PARA LOS DEMÁS. Solo saldremos reforzados de esta horrible pandemia, si aprendemos a confiar y compartir con los demás, estrechando los lazos familiares los unos con otros y conviviendo respetuosamente. Y, en contra de lo esperable, esta crisis no nos habrá destruido, sino que nos habrá hecho mejores, porque seremos más humanos, y por ello constructores de confiada esperanza.

domingo, 17 de mayo de 2020

MARÍA, MADRE DE TODA LA HUMANIDAD.

Gracias María por decir SÍ.


La alegría del Sí

La valentía de quienes dan un paso adelante y se apuntan al plan de Dios, al sueño de Dios.

Tomar decisiones es de valientes no por el riesgo de equivocarte, que también, sino por lo que implica de ser sincero y honesto contigo, con lo que de verdad hay en tu corazón, sin justificaciones, sin disfraces.

Es una elección libre por eso genera alegría, sobre la libertad se construye la persona.

No dejas. Eliges. Eliges desde la libertad, eliges seguir a tu corazón. ¿Qué te puede hacer más feliz?

Hay quienes piensan en todo lo que dejas, ¿cómo explicar que no dejas nada?, que cuando sigues a tu corazón, sientes que se te hace más grande, que se te ensancha y que cabe todo el mundo.

Imagen relacionada

jueves, 14 de mayo de 2020

AYUNO, CORAZÓN Y CARIDAD.







AYÚDANOS SEÑOR A DETENER ESTA PANDEMIA,Y
TAMBIÉN LAS DEMÁS:LA DEL HAMBRE, LA DE LA
GUERRA, LA DE LOS NIÑOS SIN EDUCACIÓN.
PEDIMOS ESTO COMO HERMANOS TODOS JUNTOS.

(PAPA FRANCISCO 14/5/2020)