lunes, 30 de mayo de 2022

EN UNA SOLA LÁGRIMA

 EN UNA SOLA LÁGRIMA


El ser humano llora, al igual que algunos animales con los que convivimos. Ahora bien, mientras ellos suele llorar principalmente por dolor, el origen de nuestras lágrimas es muy variado, y por ello su interpretación muy matizable.

Sin afán clasificatorio podríamos apuntar que hay lágrimas de cocodrilo, que serían aquellas de gran grosor pero de escasa sinceridad, que no convencen a nadie. Pero como dice la canción hay otras muy distintas, esas "lágrimas negras", de una gran intensidad y dramatismo. También en nuestra lengua está la expresión "sudor y lágrimas" para expresar aquello que cuesta mucho esfuerzo conseguir. Aunque se puede incluso llorar de la risa o de alegría, y entonces las lágrimas no son ya amargas.

Según la tradición hubo antaño diversos santos que recibieron como don o gracia de Dios ese noble ejercicio del llanto frecuente, y desde entonces su oración era llanto agradecido ante la inmensidad del amor de Dios que les desbordaba. Otros, sin embargo, hacían oficio del verter copiosamente el néctar de sus lagrimales, y eran contratados en eventos fúnebres para contribuir a la exaltación de los lamentos, aunque su implicación en el duelo fuese más aparente que auténtica.

Un magnífico hombre y poeta, León Felipe, escribió aquellos versos inmemoriales en los que decía: "Toda la luz de la tierra la verá un día el hombre por la ventana de una lágrima", pues a veces nada hay más necesario para dar salida a una gran emoción que la claridad de una lágrima. ¡Qué don este de poder aflorar esas gotitas de rocío que tanta verdad oculta sacan a la luz!

Porque según dicen lo peritos en lágrimas, estas pueden ser basales, encargadas de mantener limpios nuestros ojos; otras son reflejas, y los protegen de sustancias nocivas o irritantes. Nos quedan las más conocidas, esas que liberan nuestro estado emocional, y por ello llevan el nombre de psíquicas o emocionales. Así, mientras las primeras se encargan del buen mantenimiento del órgano fisiológico que nos permiten ver y leer, las últimas nos capacitan para una conveniente regulación de nuestra intimidad.

Al final de su vida, Jesús les avisa a los apóstoles que Él se va a marchar pronto, y que llorarán por su pérdida, pero que después reirán. Es decir, que esas primeras lágrimas de desesperación por la pérdida del ser querido, por la fe fundamentada en la resurrección, se transforman en lágrimas incontenibles de júbilo y alegría. Y es que no será la primera vez que empezamos llorando y terminamos riendo sin apenas transición. Si no que se lo digan a los niños, que son nuestros mayores artistas espontáneos de lágrimas.

No nos olvidemos que ya llega el final de curso, y que como todos los años, hay un grupo de alumnos que van a terminan su periplo académico y vital en nuestro colegio. De alguna manera nos ocurre a nosotros como a los apóstoles, pues tenemos sentimientos muy profundos que terminan por aflorar en nuestros ojos. Y entonces las lágrimas nos saben saladas como el mar, tal vez porque contienen un poco del mar que hemos de surcar, inmenso e inabarcable.

Nuestros alumnos de 4º de ESO, con los que hemos vivido tanto a lo largo de estos años, deben zarpar y cruzar ese amplio y luminoso mar. No tengáis miedo, estáis bien preparados para surcar los mares. Sacad buen partido al viento favorable, al viento del Espíritu, al viento de La Provi que lleváis muy dentro, y vuestras vidas serán una gran aventura.

Tal vez para despediros, más que palabras y palabras, lo mejor sea soltar alguna furtiva lágrima con la que poder expresar todo aquello que no sabemos decir de otra manera. Por hoy podemos hacer como aquellos santos de antaño y tengamos que tomarnos cierta licencia para llorar. Que llore el que quiera y todo lo que quiera, y tal vez en una misma lágrima maravillosa podamos aliviar la pena y dar rienda suelta a la risa.

Igual que Jesucristo en la fiesta de la Ascensión se separa de ellos, pero sin dejarles del todo, porque permanece presente en la comunidad de creyentes que es la Iglesia, en su palabra, en los sacramentos, en los necesitados o en nuestro interior; así tampoco nosotros no nos terminamos de separarnos del todo. Tened por seguro que aquí seguiremos para cuando fuere necesario. Y veréis lo que sentís cuando volvéis por aquí, vuestro cole, vuestra casa, vuestra familia Provi.









29 comentarios:

  1. Sobre la provi y el texto para mi ha sido increíble,todos los momentos han sido muy buenos y hemos hecho una familia.Y ya llega la hora de despedirse de una gran etapa de mi vida en la que he estado 13 años siendo provi y solo tengo palabras de agradecimiento.

    ResponderEliminar
  2. Es un colegio que deja muchas huellas y del cual nunca me voy a olvidar. Todos los profesores y alumnos hemos formando una gran familia. Una de las mejores etapas de mi vida y el mejor colegio de todos sin duda.

    ResponderEliminar
  3. Ahora es cuando apreciamos todos los momentos que hemos vivido aquí , la Provi deja huella, nunca nos olvidaremos de ella .

    ResponderEliminar
  4. Esto no es un adiós, sino un hasta luego. Ahora empieza una nueva etapa que afrontaremos con la ayuda de lo anteriormente vivido. No estemos tristes, estemos felices por haber podido vivir esto.

    ResponderEliminar
  5. Me parece muy bonito todo esta etapa que dejamos atrás y con ka que hemos aprendido tanto.

    ResponderEliminar
  6. A mi esta etapa en la provi me ha marcada mucho ya que llevo 13 años aqui y me llevo muy buenos momentos . Me han enseñado muchos valores que me han ayudado a mejorar como persona y como compañero.

    ResponderEliminar
  7. Yo he tenido experiencias muy varias en mi paso por este colegio pero la mayoría han sido buenas, y las recordare por mucho tiempo. Esto sera una etapa que recordare gracias a la ayuda de los profesores y mis compañeros.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho el texto😁

    ResponderEliminar
  9. El paso por la provi ha sido de las mejores etapas de mi vida, nunca olvidaré este colegio, porque es una familia.

    ResponderEliminar
  10. Como alumno de 4º ESO puedo decir que no me imagino un instituto mejor para educarme y formarme como persona, en este instituto tengo mi segunda familia.

    ResponderEliminar
  11. Mi paso por la provi ha sido muy acogedor y magnífico. Los valores que te enseñan hacen que seas tu mejor versión. Nunca olvidaré mi etapa en este colegio, y sin duda va a ser una de las mejores experiencias de mi vida, el conocer a tanta gente maravillosa.

    ResponderEliminar
  12. Terminando esta etapa, me doy cuenta de los grandes y felices momentos que he vivido junto a unas personas maravillosas y muy especiales. Son 13 años los que llevo en este instituto y de cada uno de ellos me llevo un aprendizaje nuevo y valores nuevos para afrontar mi vida. Por una parte ponemos fin a esta bonita etapa, con una lágrima en nuestros ojos, pero por otra parte damos comienzo a una nueva donde conoceremos y haremos nuevos amigos, y siempre mostrando nuestros valores de la Providencia.

    ResponderEliminar
  13. Este texto me ha parecido muy emotivo, me ha hecho mirar atrás y recordar todos los recuerdos tan especiales que he pasado en este instituto, han sido 4 años muy bonitos que me alegro de haber pasado en este centro, en el cual he conocido a muchas personas maravillosas.

    ResponderEliminar
  14. De este instituto me llevo todos los conocimientos que me han enseñado los profesores y el amor que me han transmitido mis compañeros.Esta ha sido una época de mi vida que se va a tener que acabar,pero a pesar de eso me llevo muchos momentos felices e inolvidables junto a todas las personas que me han rodeado en todos estos años.

    ResponderEliminar
  15. La provi para mi ha sido un colegio muy bueno, lleno de experiencias inolvidables. No olvidaré el buen recibimiento y toda la ayuda que me han dado los profesores y los alumnos.

    ResponderEliminar
  16. La provi para mi ha sido una gran y larga etapa en mi vida ya que llevo 14 años en este cole, he compartido y vivido muy buenos momentos tanto con mis compañeros y como con mis profesores, siempre hay muy buen ambiente entre todos nosotros. Estoy muy contenta de haber tenido esta oportunidad en la vida, pues este cole además de enseñar las cosas básicas también nos inculca unos grandes valores que se agradecen mucho hoy día.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Este colegio es mi segunda familia y siempre llevaré a los profesores y alumnos en el corazón.

    ResponderEliminar
  19. Este cole es como nuestra segunda familia y tanto los de 4º como cualquier alumno lo va a recordar siempre porque la Provi es una familia

    ResponderEliminar
  20. Llevo muchos años en este insti, y sin duda he conocido a muchas personas increíbles y he vivido muchas experiencias, lo recordaré como una buena etapa de mi vida.

    ResponderEliminar
  21. La Provi es una etapa que no olvidaré, he conocido a personas maravillosas, he vivido experiencias inolvidables y siento que tengo mi segunda familia aquí

    ResponderEliminar
  22. Este texto me ha hecho reflexionar sobre la importancia de una simple lágrima, ya que muchas veces no somos conscientes o lo vemos como algo negativo cuando es beneficioso para nosotros, nos ayuda a liberar nuestras emociones, a expresarnos, a hacernos sentirnos mejor y nos recuerda todo lo que vivimos.

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado el texto porque me ha hecho reflexionar sobre las lágrimas y los sentimientos que podemos trasmitir con ellas, ya que a veces expresamos más llorando que con palabras.

    ResponderEliminar
  24. Me encanta este instituto, de lo mejor de mi vida, he conocido a mucha gente aquí, sin duda, no lo olvidaré jamás, ni a los profesores. :)

    ResponderEliminar
  25. En el paso del tiempo y de lo que me queda en este colegio he vivido experiencias unicas y muy divertidas hasta llorar de la risa. wewe

    ResponderEliminar
  26. Este texto refleja las distintas razones por las que derramamos lágrimas, estas nos ayudan a expresar nuestros sentimientos y emociones que no necesariamente tienen que ser malos.

    ResponderEliminar